Ayer nuestra comunidad universitaria se vio afectada por conceptos agraviantes vertidos en redes sociales y en un medio de comunicación radial que acusan a la UNaM de inacción.

La respuesta espontánea a título personal y en representación de espacios gremiales e institucionales de nuestra Universidad reflejan la indignación y el malestar provocado injustamente en docentes, no docentes, estudiantes, graduados y autoridades.

Son innumerables los hechos que refutan las palabras hirientes, que lamentablemente tuvieron impacto y repercusiones como suele suceder con expresiones de esta naturaleza.

No es intención de esta gestión polemizar, y mucho menos personalizar; pero nuestra responsabilidad ciudadana, como funcionarios públicos y como universitarios nos lleva a ratificar el rechazo contundente a expresiones basadas en el desconocimiento total y absoluto del funcionamiento y el compromiso social de una institución de educación superior con más de 47 años de trayectoria en Misiones y la región.

La situación provocada por la pandemia COVID-19 nos convoca a redoblar y a mancomunar los esfuerzos de todos, por lo cual consideramos absolutamente inadmisible estas declaraciones infundadas.

Alicia Bohren - Rectora
Fernando Kramer - Vicerrector